lunes, 15 de junio de 2009

INEDITO E INCREIBLE: Todo un pueblo donando dinero por un medio de comunicación en Venezuela.


Mas allá de que si los dueños de Glovision, canal independiente del gobierno en Venezuela, tienen o no el dinero para pagar la estratosférica multa, que el gobierno del dictador Chávez, les impuso, con el afán de cerrar sus puertas, y así evitar que la verdad de sus aberrantes acciones sean conocidas por el pueblo venezolano.

Este pueblo se unió este fin de semana, para DONAR DINERO Y PAGAR ESA MULTA.

En una iniciativa curiosamente no propiciada por el medio de comunicación, sino por un grupo de personas aficionadas a que este canal es hoy por hoy, el único canal que los informa verazmente, entretiene, divierte y hace menos tediosa los días insoportables que viven, con el intenso bombardeo de consignas comunistas, y largas horas de escuchar mensajes gubernamentales, y los cuales son transmitidos en todos los demás medios que sirven al gobierno, quienes en un afán de comodidad y evitarse problemas, evitan brindar noticias que puedan ser espinosos y conflictivos.

Pero esta vez fue sorpresiva la magnitud de participantes en lo que se denomino como “El Globopotazo”, aun no se ha determinado la cantidad recaudada y si èsta será suficiente para pagar la cifra impuestas por el control de comunicaciones gubernamental.

Lo que sí dejó manifiesto es que, el pueblo no está dispuesto esta vez a esperar que les suceda lo mismo que ocurrió con uno de los canales tradicionales de Venezuela “RCTV”, que de la misma manera que Globovision, brindaban espacio a toda la comunidad política del país permitiendo que estos expresaran conformidad o desacuerdos de las acciones del dictador Chávez. El mencionado canal fue cerrado, sus empleados despedidos, y el pueblo que al principio se mostro incrédulo de los hechos, comprobó, que esta gran farsante patán aprendiz de dictador, no solamente cerró las puertas de RCTV, sino que además, tomo control bajo presión del resto de los medios radiales, escritos y televisivos del país. Excluyendo justamente a Globovision, que nunca acepto ser un lacayo del gobierno y continúo con su programación habitual, encendiendo a si la mecha de locura de Chávez, que indudablemente no acepta que alguien le diga NO a sus imposiciones comunistas.

Sin embargo el resultado de este llamado a donación por Globovision, y el éxito obtenido, hizo reflexionar al dictador, y ya trascendió, que hablo en forma personal y directa al propietario del canal, y en calidad de “perdonavidas” les espetó:

“PORTENSE BIEN Y NO LOS CIERRO”,

Una clara muestra de la inexistencia de legalidad en sus acciones y la de total sumisión de los diferentes funcionarios gubernamentales, sujetos no a la ley sino a las ordenes del militar Chávez.

Y cuando han visto ustedes que un militar sea educado y enseñado a pensar…?

Abel Desestress