miércoles, 18 de marzo de 2009

"Aquí no hay revolución, lo que hay es una profundización de la ambición"


La Asamblea Nacional aprobó la reforma a Ley de Descentralización। Como señal de “alerta”, el ex gobernador de Mérida, William Dávila, conversó con Noticias24 para defender una competencia gubernamental que está sostenida en el artículo 164 de la Constitución.


El ex gobernador William Dávila, es portador de una trayectoria política que hoy dice darle la fortaleza necesaria para defender la descentralización en Venezuela. Calificó esta medida del Ejecutivo como “una muerte anunciada”.
Dávila fue presidente de la Asociación de Gobernadores y cuenta que en 1999 le pidió a la Asamblea Nacional Constituyente que profundizara en la nueva Constitución el “federalismo descentralizado” del país, pero eso no sucedió.
Cree que a pesar de que la Carta Magna sostiene en sus principios fundamentales que el Estado venezolano es descentralizado (Art.6), actualmente se plantean leyes que no se inspiran en esa Constitución, sino en la “mentalidad centralista, totalitaria y militarista de Hugo Chávez”.
El artículo 164 de la Constitución en el numeral 10 sostiene que es competencia ‘exclusiva’ de los estados, ‘la conservación, administración y aprovechamiento de carreteras y autopistas nacionales, así como de puertos y aeropuertos de uso comercial, en coordinación con el Ejecutivo Nacional’. Una responsabilidad que desde 1989 fue traspasada a las gobernaciones por la Ley de Descentralización.
William Dávila sostiene que esta medida no sólo afectará a los gobernadores, sino a todos los habitantes que residan en cada sector del país, porque en algunos casos, los recursos económicos que aportaban los impuestos de los puertos y aeropuertos eran invertidos en obras públicas y de interés social.
Informó que el día jueves, en compañía de otros gobernadores, crearán un gran “frente para la defensa de la descentralización”, porque cree necesario que los venezolanos estén al tanto de los efectos positivos que aporta la coordinación de esos puertos y aeropuertos.
“Existían obras y resultados tangibles en materia de salud, educación, servicios públicos y seguridad. Se debe contrastar lo positivo que fue la descentralización en materia de construcción y mantenimiento de carreteras”, dijo.
Reitera que la intención del presidente Hugo Chávez de centralizar el poder, es porque hay varias gobernaciones y alcaldías que están en manos de la oposición. “Pero cuando las gobernaciones estaban prácticamente en manos del gobierno, él (Chávez) no hizo nada. Tuvo todo el poder y no fue positivo ni eficiente.”
“Nosotros tenemos que demostrarle a nuestra gente que la descentralización es acercarle el poder al pueblo. Para los venezolanos es más fácil exigir el cumplimiento de sus derechos desde sus regiones, que tener que venir a Caracas para exigírselo a un ministro”, dijo el ex gobernador del estado Mérida.
Dávila reiteró que en materia de ingresos económicos será “muy grave” para los estados, porque deberán sostenerse sólo con un situado constitucional que “no es suficiente”, lo que traerá como consecuencia, que los gobernadores no puedan responder ante las demandas de su pueblo.
En el caso del estado Zulia -según lo reportó hoy el diario Últimas Noticias-, en el 2009 se estimaba recaudar 30 mil millones de bolívares fuertes por tasa aeroportuaria, impuestos por unidades de aviones que aterrizan y concesiones del Aeropuerto Internacional de La Chinita.
El caso de Puerto Cabello es muy similar, ya que es una de las localidades aduaneras más importantes de todo el país. El año pasado se incrementó con creces lo recibido por impuestos en lo que recibió durante el 2007, tarifas por el anclaje de 241.082 de buques movilizados por importación, según agregó entre sus páginas el diario Últimas Noticias.
William Dávila sostiene que estas limitaciones económicas serán devastadoras para el desarrollo social de cada región. “Es gravísimo para los estados que les corten los recursos, porque van a depender fundamentalmente del situado constitucional”, sostuvo.
“Es una situación sumamente grave que va a afectar al pueblo. Porque ese dinero que reciben las gobernaciones por servicios propios, son recursos que están para mejorar las carreteras, escuelas, hospitales y crear programas sociales”, agregó.
Dávila es de los que cree que los servicios “descentralizados” tienden a funcionar mejor, porque permiten que la misma comunidad sea quien directamente supervise los proyectos.
Sin embargo, el diputado Carlos Escarrá, durante una entrevista ofrecida hoy al canal estatal, Venezolana de Televisión, aaseguró que la descentralización es la “transferencia de poder a los consejos comunales, comunas y al poder popular”.