miércoles, 23 de septiembre de 2009

150 trabajadores petroleros iniciaron la protesta y parte de ellos se declaró en huelga de hambre e incluso se cosió la boca

Video: Globovisión (23 de septiembre de 2009)

Los contratados de PDVSA prosiguen la huelga de hambre e incluso se han cosido la boca a manera de protesta, por el incumplimiento a las medidas de absorción anunciadas por la estatal petrolera, así lo anunció a Unión Radio, Germán Cortéz, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros del estado Zulia.

Unos 150 trabajadores petroleros iniciaron la protesta y parte de ellos se declaró en huelga de hambre e incluso se cosió la boca para exigir su absorción por parte de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), informaron este miércoles fuentes sindicales a AFP.

“Ayer (martes) no hubo respuesta por parte de la empresa y 12 compañeros se cosieron la boca. Ellos son trabajadores fijos de la empresa, tienen entre 12 y 26 años en la industria”, explicó Germán Cortéz, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros del estado Zulia (noroeste).

Cortéz explicó que desde hace dos semanas no les permiten ingresar a sus puestos, luego de trabajar sin recibir salario durante 17 semanas.

PDVSA tomó el control de al menos 76 empresas de servicios petroleros, la mayoría de ellas en el Lago de Maracaibo (noroeste), tras la aprobación en mayo de una ley que otorga al Estado el control de actividades primarias ligadas al sector de hidrocarburos como son el transporte y la inyección de gas.

Semanas después PDVSA comunicó que los 8.000 trabajadores afectados por esta ley habían sido absorbidos por la estatal y anunció que se abría una negociación de pago con las firmas expropiadas.

Sin embargo, Cortéz desmintió esta información y aseguró que este grupo de trabajadores “debe ser incorporado a PDVSA” todavía.

Asimismo, Unión Radio reportó que Cortéz recalcó que los trabajadores cuentan con el apoyo de sus familias y en muchos casos “las esposas han manifestado que si al mediodía de este miércoles no han obtenido respuesta, también se coserán la boca”

La mejor novela de terror en Venezuela, se llama “El bolivariano dictador” (Abel Desestress)