viernes, 28 de agosto de 2009

CHAVEZ quedo exibido, avergonzado, y sin poder contestar a URIBE.

“No caeré en provocaciones ni contestaré a las montañas de mentiras”

Estas palabras fueron su escudo.

Histórico no tuvo argumentos para debatir ni rebatir las acusaciones que Colombia lanzo sobre su política de intervencionismos en los países latinos, de crear clima de belicosidad, por sus amenazas constantes de guerra, y de su apoyo a los terroristas de ETA y FARC.

El telón cayó. Chávez mostro el cobre de rajón.

Que vergüenza para Venezuela.